Estancia La Porteña, Lugar de interés - San Antonio de Areco
 
Seguinos

Estancia La Porteña

Lugar

Estancia La Porteña
Lugar de interés de San Antonio de Areco

Contacto

Móvil (011) 15 5626 7347

Dirección

Historia

La Estancia La Porteña se asocia con el recuerdo del escritor Ricardo Güiraldes y su personaje más famoso, Don Segundo Sombra. En un cuarto de la planta alta del casco, Ricardo escribió en los últimos años de su corta vida - falleció a los 41 años, en 1927, sus historias sobre el gaucho, ambientándolas en los Pagos de Areco, en La Pulpería La Blanqueada y en los personajes de estos viejos campos. Pero la historia de estas tierras se remonta a más de un siglo antes, ya que fue una de las estancias fundadoras del Pago de Areco. 

Los primeros títulos pertenecieron a Manuel José de Guerrico y datan del 1800. 

Siendo presidente del Ferrocarril Argentino, le puso al campo el nombre de la famosa locomotora "La Porteña". 

El Apellido Güiraldes se emparienta con la estancia cuando una de las hijas de Guerrico, Mercedes, se casa con José Antonio Güiraldes. Curiosamente, la historia de linajes se entronca con el origen de San Antonio de Areco, ya que uno de los hijos de este último matrimonio, Manuel J. Güiraldes, contrae matrimonio con Dolores Goñi, quien a su vez descendía en forma directa de Don José Ruíz de Arellano, fundador del pueblo en 1730. 

Con Manuel J. Güiraldes - Padre de Ricardo - comienza el tramo más importante de La Porteña. Siendo ya intendente de la Ciudad de Buenos Aires, cuya gestión coincidió con el famoso Centenario de Mayo, tenía entre sus cercanos colaboradores al paisajista Charles Thays, quien estaba al frente de la Dirección de Paseos. Güiraldes le encarga al paisajista francés la plantación del parque de La Porteña. Thays además de plantar algunos de sus árboles exóticos favoritos, como cedros del Líbano, robles y eucaliptos, también diseño una avenida de acceso con almes (celtis australis) muy característica de la estancia, de los cuáles aún hoy no se secó ningún ejemplar. Este acceso tan franco desde la tranquera se hizo para generar un atractivo remate visual en la casa, aunque como entrada se usaba sólo en ocasiones extraordinarias, porque normalmente se llegaba por el costado del palenque, pasando por el galpón con la cochera.

Las primeras construcciones del casco se situaron ya en el lugar actual y la fisonomía general se definió por 1860, con algunas paredes asentadas en barro. La descripción de La Porteña está contratada por el propio Ricardo Güiraldes en su obra Raucho.

Fue Manuel J. Güiraldes quien lleva a cabo los trabajos más importantes de ampliación y remodelación. Así lo afirma el Comodoro Juan José Güiraldes, nieto de Manuel J. Y nacido en La Porteña: "nada se tiraba abajo, la idea era que lo que estaba, era por algo, así que seguían construyendo edificios según las necesidades". Por 1920, cuando uno de los hijos de mi abuelo, manolo, volvió de estudiar en Inglaterra, Manuel J. Hizo levantar la parte alta del pabellón donde está el comedor y anexó un pequeño volumen con techos inclinados, estilo inglés. El comedor está donde siempre, hay que tener en cuenta que en La Porteña, como el general en las estancias, no había living sino un hall central, distribuidor de los dormitorios. En las viejas estancias el escenario social era el comedor y para los hombres, también el fogón. Manuel J. Hizo otras ampliaciones, como el cuarto superior de Ricardo, ya entrados los años 20, para que pudiera escribir tranquilo. Creó un acceso independiente por esa ochava de la casa y quedó como testigo de la ampliación la cornisa original a media ventana del piso superior. En los últimos 70 años hasta hoy, la casa se conserva prácticamente sin modificaciones.

Hacia el oeste se abre una galería en "L" que envuelve ese costado, con los mencionados cuadrados pilastrones, que originalmente eran columnas de hierro forjado y luego fueron reforzados con ladrillo. Del otro lado, se abre una pérgola semi octogonal, con un juego de muebles de jardín antiquísimo. En la ex cochera del galpón, que es un pabellón de 20 metros hacia el sur, se dispuso hace unos diez años la sala de estar, que la casa nunca había tenido. De este galpón también se habla en Raucho.

Allí cerca se ubica un jagüel, blanco originalmente y hoy rosado, que guarda una anécdota sobre Ricardo Güiraldes. Había escrito y editado sus dos primeras obras conjuntamente, "El cencerro de cristal" y "Cuentos de muerte y de sangre" y solo había vendido una treintena de ejemplares en Buenos Aires. En su decepción, hizo tirar al fondo del jagüel todo el sobrante, casi dos mil libros. La esposa de Ricardo, Adelina del Carril, lo alentó a seguir escribiendo, Recién en los dos últimos años de vida, Ricardo le dio factura definitiva a "Don Segundo Sombra", pero el reconocimiento llegó recién seis días antes de morir, cuando ganó el Premio Nacional de Literatura.

Para los edificios que fueron escenario de los personales de Güiraldes, el mayor honor llegó el 10 de Diciembre de 1999, cuando el poder ejecutivo dictó una declaración, distinguiendo como sitios de valor histórico nacional a El Puente Viejo, a la Pulpería La Blanqueada, a el Museo Histórico, a la Casa de la Parroquia, a la Casa Municipal de San Antonio de Areco y por su puesto a La Estancia La Porteña.

Fuente: Familia Güiraldes

Día de Campo y Alojamiento

Actualmente, la estancia se encuentra abierta al turismo y ofrece días de campo y alojamiento. Además, durante su estadía, podrá recorrer y permanecer en lugares únicos como el escritorio y el dormitorio del escritor Ricardo Güiraldes, el fogón, el corral de palo a pique, el parque con árboles de más de 150 años traídos de todos los confines de la tierra, el Cedro Grande bajo el cual al autor solía sentarse y escribir bajo el árbol a continuar inspiradonse, el aljibe donde arrojó las primeras ediciones de sus libros "El cencerro de cristal" y "Cuentos de muerte y sangre" entre otros. 

Continuar en la sección...

  • Lugares de interés de San Antonio de Areco

    Lugares de interés

    Centro Cultural y Museo "Usina Vieja", Cruz Misional, Don Segundo Sombra - Ricardo Güiraldes, El Puente Viejo, Estancia La Bamba, Estancia La Porteña, Fundación del pueblo de San Antonio de Areco, Museo Atelier del Pintor Osvaldo Gasparini, Museo de Arte La…

Data Fiscal - AFIP
© Copyright 2017 Sanantoniodeareco.com - Todos los derechos reservados.